Puntos lesivos de la LOMLOE


¿Por qué hay que parar la LOMLOE?

  • La LOMLOE conculca derechos y libertades fundamentales en materia de educación: concretamente el derecho preferente de los padres a elegir la educación de sus hijos conforme a sus convicciones (art. 26.3 de la Declaración Fundamental de los Derechos Humanos y artículo 27.3 de la Constitución Española).

  • La LOMLOE consagra un sistema educativo en el que la Administración se impone a la ciudadanía en vez de servirla, y en el que los ciudadanos no tienen capacidad de decisión sobre la educación de sus hijos.
    • La planificación de la Administración se impone a la elección de los padres; incluso de aquellos con hijos con necesidades educativas especiales por discapacidades intelectuales.
    • Se elimina la demanda social como criterio de programación educativa (artículo 109).
    • La Administración ha de tener en cuenta las plazas ya “autorizadas” en centros concertados, con lo cual queda vetado un aumento de plazas concertadas que responda a una alta demanda.

  • La LOMLOE favorece la segregación escolar y limita el número de centros a solicitar al zonificar la programación educativa
    • Artículo 86: “Las áreas de influencia se determinarán de modo que permitan garantizar la aplicación efectiva de los criterios prioritarios de proximidad al domicilio y cubran en lo posible una población socialmente heterogénea”.
    • Artículo 116.2: se modifica para priorizar el concierto educativo a los centros que fomenten la escolarización de proximidad.
  • La LOMLOE tergiversa el derecho a la educación y lo convierte en un derecho a la educación pública, en manos de la Administración.
    • Las Administraciones educativas han de promover un incremento progresivo de puestos escolares de titularidad pública porque sí, sin justificación precisa: no hace falta que haya necesidades de escolarización (falta de plaza) o demanda social (petición de plazas públicas por las familias).
    • Tanto en Infantil 0-3 años como en las zonas de nueva creación y expansión de las ciudades, la LOMLOE obliga a garantizar plazas públicas suficientes (artículo 15 y artículo 109) y a aumentarlas progresivamente.
  • La LOMLOE convierte a la escuela concertada en subsidaria de la pública y condena a la escuela concertada a ir reduciendo su tamaño:
    • al obligar a las administraciones a construir plazas públicas aunque haya concertadas con demanda.
    • al impedir que la demanda genere nuevas unidades concertadas.
    • al programar la asignación de plazas sin tener en cuenta la demanda social.
    • al limitar la nueva creación de plazas de 0-3 a la escuela pública.
    • Recordamos que la Constitución dice: “Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes (27.5).
  • La LOMLOE pone en peligro el empleo de decenas de miles de trabajadores  de la enseñanza concertada y denosta la profesionalidad, la dedicación y la entrega de sus docentes para dar una educación de calidad al 25% del alumnado en nuestro país.
    • Quienes primero pueden ver peligrar su empleo son las docentes de educación infantil 0-3, la mayoría mujeres jóvenes.
  • La LOMLOE limita la libertad de enseñanza y la pluralidad educativa asequible para todos los ciudadanos propias de un estado democrático y de bienestar.
    • Al estrangular la escuela privada sostenida con fondos públicos, la LOMLOE atenta contra la igualdad de los ciudadanos en el acceso a la libertad de enseñanza que defiende la Constitución y, por tanto, a una educación plural y diversa. Quien quiera un proyecto educativo distinto a los promovidos por la Administración tendrá que pagárselo de su bolsillo.
    • Se ponen trabas a la iniciativa privada con vocación de servicio público –o el servicio público de iniciativa privada– en educación, que es clave en la libertad de enseñanza.
  • La LOMLOE da un golpe de gracia a la autonomía de los centros y al liderazgo educativo al restar poder y capacidad de maniobra a la dirección, y en contra de las recomendaciones internacionales que llaman a potenciarlos como clave de la mejora educativa.
    • Desvía al Consejo Escolar parte del gobierno de los centros educativos e introduce en ellos a un representante municipal, es decir, político. Por ejemplo, decide sobre la admisión del alumnado.
  • La LOMLOE favorece un mayor control de la Administración sobre cada centro al introducir un representante municipal en los consejos escolares.
    • La Constitución sólo habla de que “profesores, padres y alumnos intervendrán en el control y gestión de los centros”.
  • La LOMLOE devalúa la asignatura de Religión y dificulta su enseñanza en los centros, pese a ser cursada voluntariamente por 3 millones de alumnos:
    • Su nota no será tenida en cuenta para el expediente y además no tendrá asignatura espejo, con lo que se dificultará su programación en los centros educativos.
  • La LOMLOE impide concertar unidades en centros de educación diferenciada, pese a ser demandados en la sociedad y ser respaldados por la doctrina del Tribunal Constitucional (no discriminan). (Disposición adicional vigésima quinta)
    • Las administraciones se verán obligadas a no renovar los conciertos, creando un perjuicio considerable a miles de alumnos, familias y docentes.

  • La LOMLOE impone la escolarización en centros ordinarios a los alumnos con discapacidades, sin hacer distinción.
    • El objetivo es “tender” al “régimen más inclusivo” (artículo 74).
    • Los padres de estos niños serán “oídos e informados” y “se tendrá en cuenta la voluntad de las familias que muestren su preferencia por el régimen más inclusivo” (artículo 74)
    • Los centros de educación especial serán para “los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada” –y eso lo decidirá la Administración– y también para apoyar a los centros ordinarios (Disposición Adicional Cuarta.
  • La LOMLOE amenaza todos los elementos diferenciales que permiten la libertad de enseñanza (concertada, asignatura de Religión, diferenciada, educación especial, …) y opta por un patrón intervencionista que nos posiciona hacia un modelo de escuela única de monopolio estatal.